Eventos

Taller Regional: Entendiendo las Oportunidades y Desafíos sobre Financiamiento Climático en Centroamérica

29.11.2013

A invitación de PRISMA y CDKN, unos 25 representantes de regiones y mancomunidades de cuatro países centroamericanos debatieron las oportunidades y limitaciones del financiamiento climático a nivel territorial, el pasado 26 de noviembre en San Salvador.   Resaltaron las ventajas de la acción climática a nivel subnacional, por ejemplo en la construcción de alianzas y la sostenibilidad de las iniciativas territoriales, e identificaron posibles mejoras en áreas como la planificación y los instrumentos financieros.


Anclar el financiamiento climático en los territorios – Oportunidades para Centroamérica (Publicado por Nils-Sjard Schulz, MULTIPOLAR)

A pesar de resultar enredadas, las negociaciones durante la Conferencia de Partes de Varsovia dejaron evidente que el financiamiento es la clave para el futuro de la lucha contra el cambio climático. Es una buena noticia para los países vulnerables de Centroamérica que necesitan estos recursos para financiar un desarrollo resiliente a los impactos del clima ('adaptación') que además, sea bajo en la emisión de carbono ('mitigación'). Más allá de los nuevos compromisos, recientes informes de Climate Policy Initiative y la Banca Multilateral del Desarrollo indican que actualmente ya se están invirtiendo entre 30 y 40 mil millones de USD anuales provenientes de los Gobiernos del Norte en los países del Sur, en particular para promover la mitigación que suele abarcar 75% de los recursos, mientras la adaptación recibe únicamente un 25%.

Con este panorama crece la urgencia de que los países se preparen para poder acceder, manejar y rendir cuentas sobre un financiamiento climático de gran escala. Se necesita avanzar con las políticas públicas, las capacidades institucionales, la coordinación inter-sectorial, el diálogo con la comunidad internacional, y los instrumentos financieros como fondos y programas climáticos. Algunos Gobiernos centroamericanos ya están trabajando en esta línea, por ejemplo a través de la elaboración de estudios de barreras o el intercambio de conocimiento en el reciente Diálogo sobre las Finanzas del Clima en América Latina.

Sin embargo, estas iniciativas aún no llegan a la difícil realidad de los territorios centroamericanos. Las regiones, mancomunidades y municipios se enfrentan diariamente a los efectos del cambio climático, por ejemplo en la agricultura y el manejo del agua, mientras que están buscando formas de evitar emisiones en áreas como la protección de los bosques, el manejo de desechos sólidos y energías renovables. Para atender a esta necesidad, la Fundación PRISMA convocó, en colaboración con CDKN y MultiPolar, a unos 25 representantes territoriales para debatir e identificar la relevancia y las oportunidades del financiamiento climático en sus regiones y municipios, durante el taller “Entendiendo las Oportunidades y Desafíos sobre Financiamiento Climático en Centroamérica”, celebrado el 26 de noviembre de 2013 en San Salvador.

Durante el encuentro se compartieron experiencias tales como la del Fondo Trinacional para el Manejo Sostenible de Bosques de la Mancomunidad del Trifinio, el Fondo de Protección Ambiental de la Mancomunidad de La Montañona, además el diseño de incentivos y normativas para prevenir la tala de bosques en la Mancomunidad de Lempira Sur. Por su parte, la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques destacó su programa MesoCarbon que agrupa a 50 millones de hectáreas de bosques y mejora la gobernanza de recursos forestales a partir del fortalecimiento legal y normativo de los municipios y autoridades indígenas en Costa Rica Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Entre las iniciativas regionales existen avances relevantes con una propuesta de ‘fondos anidados’ del Programa Iberoamericano de Cooperación en Gestión Territorial (Proterritorios) y el trabajo de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC) para apoyar al Corredor Seco, muy afectado por los impactos climáticos en su producción de café, maíz y frijol.

Los mensajes clave del animado debate mantenido durante el taller incluyen los siguientes:

  • Los territorios ya están respondiendo a los desafíos regionales y municipales del clima, aunque muchas veces sus planes, programas, instrumentos financieros y marcos normativos no se ‘etiquetan’ como iniciativas de cambio climático. Los múltiples avances actuales se vinculan directamente con el desarrollo territorial en contextos muy complejos, donde han surgido soluciones de financiamiento altamente innovadoras, pero aún poco sistematizados. Aquí podría ser especialmente relevante el análisis de los fondos mancomunados y de los gastos públicos regionales y municipales en el cambio climático.
  • Complementando a las políticas y programas nacionales, los territorios cuentan con una serie de oportunidades específicas para acceder y manejar financiamiento climático. Entre estas ventajas se encuentran su experiencia en generar alianzas con diferentes actores, su profundo conocimiento sobre las condiciones regionales y locales del cambio climático, y la capacidad de manejar recursos con escasos costes de transacción. Los territorios también podrán aprovechar su apuesta por procesos sostenibles  para construir iniciativas climáticas a largo plazo, independientes de los ciclos electorales, y movilizar las relaciones históricas que mantienen con cooperantes y donantes de la cooperación al desarrollo que también canalizan financiamiento climático.
  • Como principales limitantes para acceder y manejar los recursos del clima, los territorios se enfrentan a la escasa transparencia de las opciones disponibles de financiamiento, a la ocasional desconexión entre las políticas nacionales del clima y la realidad en los territorios. Todavía cuentan con escasas capacidades propias para la planificación estratégica, y se percibe una gran necesidad de conectar y anidar pequeños proyectos bajo programas más amplios que puedan atraer financiamiento climático de gran escala.
  • Los territorios también resaltan la necesidad de superar las brechas y vacíos que existen a nivel regional y nacional, donde se debería explorar el rol del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) como facilitador del aprendizaje mutuo entre territorios además como posible ancla para instrumentos financieros regionales orientados al apoyo de iniciativas territoriales. También se requerirá una mayor atención desde los Gobiernos nacionales, por ejemplo en el diseño de las políticas públicas, incluyendo las sectoriales, y los mecanismos de coordinación inter-institucional sobre el cambio climático.

Bajo la facilitación de PRISMA y MultiPolar, los representantes territoriales profundizarán el debate y el intercambio de experiencias en un grupo de trabajo aquí en climatefinance.info. Los resultados no sólo se recogerán en un informe de PRISMA sobre el financiamiento climático territorial, sino que también enriquecerán el incipiente debate adentro del SICA sobre las opciones de apoyar los territorios centroamericanos en su acceso y manejo del financiamiento climático internacional.

Tomado del Blog Climate Finance

PRESENTACIONES

Las Finanzas del Clima - Clave para el Desarrollo de Centroamérica
Claudia Aguilar Garza / Nils-Sjard Schulz, MultiPolar

Oportunidades de Negocios Carbono Comunitario en Mesoamérica.
Plataforma Regional de Proyectos Pilotos REDD+

Rubén Pasos, AMPB